Respaldan al TC, pero reclaman al Congreso proteger a adolescentes

Una realidad. Familias deben orientar una relación responsable entre adolescentes y el Estado debe protegerlos. Se debe estar alertas con aquellos que pueden burlarse de la ley.

 Expertos saludan que se haya dejado de criminalizar sexo consentido entre adolescentes, pero les preocupa que igual se haya despenalizado relaciones entre adultos y menores. Recuerdan que en el Legislativo hay un proyecto de ley.

La polémica ha empezado. ¿El motivo? El fallo del Tribunal Constitucional (TC) que despenaliza las relaciones sexuales consentidas entre y con menores de 14 a 18 años de edad.

Expertos en el tema dijeron estar de acuerdo en que se haya eliminado la criminalización del sexo consentido entre adolescentes de 14 y 18 años, aunque se mostraron preocupados porque también se han despenalizado las relaciones sexuales entre adultos y menores, ya que los primeros se podrían aprovechar de este fallo.

¿VACÍO LEGAL?

Si bien saluda la decisión del TC, el abogado penalista Luis Lamas Puccio no dejó de reconocer que hay un aspecto que suscita cierta preocupación en la ley porque podría generar un espacio para personas inescrupulosas que intenten aprovecharse de este vacío legal, y así poder consolidar actividades de prostitución infantil o trata de personas.

Para que esos casos de aprovechamiento no se tergiversen, según el experto, se debería reunir los indicios necesarios para una correcta investigación de la Policía o el Ministerio Público. Esto puede cubrir  el vacío legal o se podría utilizar en este caso la figura de la colaboración eficaz. “Esto podría servir contra organizaciones de trata de personas, o que fomentan la prostitución infantil”, indicó Lamas Puccio.

Según Rossina Guerrero, de la ONG Promsex, es destacable que se apruebe la despenalización del sexo consentido entre adolescentes, sin embargo, añade que aún queda una tarea pendiente y que el Tribunal Constitucional se la ha dejado al Congreso. Se trata de las relaciones sexuales consentidas entre adultos y menores.

Ella recordó que existe un proyecto de ley favorable en la Comisión de la Mujer y Familia, en el que se busca mejorar la protección del menor cuando un adulto quiere abusar de él. “Esta propuesta indica: si una persona, mediante engaño, superioridad o vulnerabilidad mantiene una relación sexual con una adolescente entre 14 y 18 años, será castigada por violación”, refiere Guerrero.

También se elimina el concepto de seducción. Y así, asegura Guerrero, se podrían castigar, por ejemplo, a miles de adultos “que se valen de su posición de poder para abusar sexualmente de los adolescentes”.

La especialista agrega: “La pena aplicable, en el proyecto de ley, es de 12 a 18 años por estos hechos y de 25 a 30 años si concurre otra circunstancia agravante como que haya aprovechamiento de una posición o cargo, vínculo familiar u otro”.

El secretario nacional de la Juventud, René Galarreta, señala que con esta decisión del TC se ha dejado sin efecto una norma del 2006, que no ha cumplido su objetivo, y que  no redujo embarazos en adolescentes tal y como demuestran los censos y encuestas, además de profundizar la proliferación de familias disfuncionales.

AYUDA A ADOLESCENTES

El ex decano del Colegio Médico del Perú Ciro Maguiña refirió que con esta despenalización los adolescentes acudirán con tranquilidad a los centros de salud para informarse sobre temas de salud sexual y reproductiva. “Hasta hace poco los médicos tenían miedo de dar información a los adolescentes en temas de anticoncepción porque los podían acusar de promover las relaciones sexuales entre menores”.

La congresista Luisa María Cuculiza saludó el fallo porque consideró que la relación entre jóvenes es distinta según la realidad de cada región. Para el presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, monseñor Salvador Piñeiro, esto no debe ser pretexto para practicar un sexo recreacional.

Fuente: http://www.larepublica.pe/10-01-2013/respaldan-al-tc-pero-reclaman-al-congreso-proteger-adolescentes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*